Translate

domingo, 31 de octubre de 2010

Che, un hombre nuevo (2010) de Tristán Bauer


Nuevo documental sobre la vida del mítico Che Guevara, realizado en esta ocasión por el director argentino Tristán Bauer. La principal novedad de este documental reside en prescindir de los testimonios de aquéllos que lo conocieron y centrarse en materiales producto de una investigación a conciencia del propio director. Bauer, que ya había hecho otros documentales sobre figuras destacadas de la historia de Argentina como Eva Perón y Julio Cortázar, se acerca a Ernesto Guevara desde la intimidad del hombre, para recorrer el camino que lo llevó a convertirse en líder de la Revolución Cubana, junto a Fidel Castro, y posteriormente en todo un símbolo del movimiento revolucionario en todo el mundo. Sin embargo, el controvertido personaje que es Che Guevara se construye en el trabajo de Bauer como un semidiós al que no se le puede encontrar ningún punto negro, ni siquiera gris. Se nota que Bauer es un profundo admirador del médico y soldado Guevara, pero se echa en falta una visión crítica de su ideología, que como toda ideología puede plegarse a algún tipo de crítica. No, aquí todo es color de rosa.


Sin duda, es muy loable la actitud vital de Guevara, el abandono de una vida burguesa como médico a cambio de luchar por la libertad de los pueblos americanos, pero él no llegó a ver en lo que se ha convertido su lucha. La Cuba actual no sería del agrado del Comandante, ni China, ni Corea del Norte, ni ninguna dictadura que amparándose en el comunismo no da cabida a la libertad, esa libertan en la que tanto creía y por la que tanto luchaba el Che. No es una cuestión de buenos y malos, como puede parecer debido al reduccionismo del documental de situar a los Estados Unidos y a sus presidentes Nixon (bueno, este sí que tenía su lado oscuro y bien oscuro) y Kennedy como los demonios del mundo y al capitalismo como el gran mal del planeta. Personalmente, no soy capitalista ni comunista. Pienso que ambos sistemas tienen sus cosas buenas y sus cosas malas. En lo que sí creo en el derecho del ser humano a decidir y, el régimen Cubano actual, poco tiene que ver con la idea del guerrillero de justicia.


Formalmente nos encontramos ante un documental tradicional, con la excepción de la exclusión de las entrevistas. El material documental es amplio y de bastante interés, algo que hay que agradecer a Bauer y a su tesón por la investigación, como demuestra el descubrimiento de los efectos personales que portaba el Che cuando fue asesinado en Bolivia en 1967. El momento más interesante del film es la visita del propio Bauer a los archivos del ejército boliviano y cómo se las arregla para hacerse con los documentos inéditos hasta ese instante. También resulta emocionante escuchar la cinta que Ernesto Guevara grabó para su esposa antes de partir a Bolivia, en la que la voz del Che parece presagiar lo que le sucederá. Sin duda, el momento más emotivo e íntimo de la película.


Che, un hombre nuevo, no defraudara a los fans del guerrillero, pues es un documental que Bauer ha hecho con el corazón, pero creo que la monótona voz en off y el excesivo metraje del mismo, le restan eficacia a los profanos en la materia como yo.

6/10

Daniel Muñoz Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario