Translate

martes, 12 de abril de 2011

Guest (2010) de José Luis Guerín


La última creación del director José Luis Guerín se nos presenta como un “diario de registros” llevado a cabo durante el transcurso de un año (desde septiembre de 2007 a septiembre de 2008) por los distintos festivales internacionales en los que estuvo presente con su anterior largometraje En la ciudad de Sylvia (2007). Grabando con una pequeña cámara de video digital, Guerín recorre el mundo de punta a punta, encontrándose con personas e historias de lo más variopintas. Comenzando por la Mostra de Venecia 2007 en la que participó en la sección oficial y concluyendo en el mismo lugar, al año siguiente cuando formó parte del jurado del festival, el itinerario de Guerín se adentra en los grupos humanos más deprimidos de aquellos lugares por donde pasa: Cuba, Colombia, Brasil, Macao, Lima, Jerusalén, etc. En Cuba encontramos a ciudadanos de La Habana que discrepan del Régimen Castrista y otros que lo apoyan. Sin embargo, ambos grupos tiene en común una circunstancia: la precariedad económica. Pero, en todos los testimonios que recoge la cámara de Guerín, se intuye un halo de esperanza. A este respecto es significativa la familia de Lima, que ha sufrido las consecuencias del terrorismo de Sendero Luminoso y se haya en la pobreza, pero piensan que no se pueden quejar porque conocen la existencia de personas que mueren de hambre en África y ellos, por lo menos, tienen un plato de comida que echarse a la boca. Otro ejemplo del mundo globalizado o, podemos concluir, pobreza globalizada.


En Brasil, Guerín centra su mirada en las calles de Sao Paulo donde conviven vagabundos, borrachos y músicos callejeros con predicadores y fervientes religiosos. De hecho, es curioso observar como la religión, en concreto el cristianismo, está presente en todas las paradas del viaje del director, personalizada en las figuras del predicador y sus seguidores. Como un Guest, un invitado a observar la realidad sin intervenir, Guerín se introduce en distintos escenarios para mostrar su mirada frente a lo observado, recurriendo al cine directo. Su preocupación por captar rostros y expresiones humanas, muy presente en su filmografía, es más notoria si cabe en este trabajo. El capítulo dedicado a la comunidad desplazada en la selva colombiana por culpa de la guerra entre las FARC, los paramilitares y el ejército colombiano, incluye una reflexión sobre el mismo cine, cuando la chica le dice si está haciendo una película o un documental y su papel en ella. Guerín le responde que en su película ella será ella misma y de sus vecinas harán sus propias vecinas. Ficción o no ficción, las fronteras siempre difusas. Incluso en el tramo final, de vuelta a Venecia, vemos a la directora Chantal Akerman proclamar que tal diferencia no existe. El director de En construcción (2000) parece conforme con la máxima que dice que toda buena película de ficción tiene que tener algo de documental y que todo buen documental tiene que contener algo de ficción.


Además de compartir festival con Chantal Akerman, descubrimos en Guest a otro cineasta fundamental para comprender el cine moderno. No es otro que Jonas Mekas, con el que el director catalán trabaja actualmente en una correspondencia fílmica. Como él, Guerín rentabiliza al máximo la sencillez y limitaciones técnicas inherentes al rodaje y nos brinda una película que resulta novedosa, interesante y, si se me permite, diría yo que entretenida, pues las historias de las personas que aparecen en ellas pueden resultar más divertidas, tristes, conmovedoras, disparatadas, aleccionadores, etc., que muchas ficciones cinematográficas. La elegante fotografía en blanco y negro y los pasajes musicales jazzísticos componen un conjunto con las imágenes verdaderamente bello.


En mi opinión, estamos ante el film español más importante del año a pesar de quedar mucho año por delante. Pienso que José Luis Guerín es uno de los directores más importantes del cine español contemporáneo y me entristece que la distribución comercial margine esta joya cinematográfica. Así que, si tenéis la oportunidad de verla, no debéis desaprovecharla, y estoy convencido que os gustará.


9/10


Daniel Muñoz Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario