Translate

miércoles, 4 de mayo de 2011

No tengas miedo (2011) de Montxo Armendáriz



Después de seis años de silencio, los transcurridos desde que filmó su anterior película Obaba (2005), vuelve a ponerse tras la cámara el director navarro Montxo Armendáriz con el que, quizás, sea su trabajo más arriesgado hasta la fecha. Y digo esto no sólo por el espinoso tema que trata su film No tengas miedo, sino por la apuesta estilística de la obra cinematográfica. Exceptuando a Pedro Almodóvar con La mala educación (2004) en la que trata los abusos sexuales a niños en el ámbito de la Iglesia Católica, no recuerdo a ningún otro director español de renombre que se haya atrevido a narrar una historia sobre abusos sexuales a menores tal y como lo ha hecho Armendáriz. El director ha sido muy valiente al enfrentarse a la realidad de una niña, luego adolescente y más tarde joven que sufre abusos sexuales de la persona más cercana, su propio padre.

No tengas miedo es la historia de Silvia (Michelle Jenner), una joven triste e introvertida que lleva casi toda su vida siendo forzada sexualmente por su padre (Lluís Homar), ante la pasividad de su madre (Belén Rueda) que prefiere mirar hacia otro lado. A Silvia su padre le ha destrozado la vida, pero ese dolor, ese sufrimiento, esa angustia, no la comparte con nadie. Calla como muchas víctimas reales porque el sentimiento de culpabilidad ahoga cualquier intención de relatar lo que están ocultando. La cámara manejada por el director de fotografía y operador Álex Catalán no se separa en ningún momento de la protagonista, acompañándola en su itinerario físico y psicológico por la ciudad gris y lluviosa. La película está articulada en planos-secuencia, casi todos con cámara al hombro, algo que recuerda al cine de los hermanos Dardenne. Los fuera de campo hacen que en ningún momento los abusos sean explícitos, restando el dramatismo que hubiera convertido la película en sensacionalista. Los interludios a modo de documental, con algunos testimonios ficcionados y otros reales aportan profundidad al tema y permiten la reflexión por parte del espectador.

El estilo y el tono de No tengas miedo son acertados en general. Sin embargo, la película se centra tanto en el personaje que, en ocasiones, cae en la redundancia. Se hecha en falta algún matiz en los personajes secundarios, como los de Lluís Homar y Belén Rueda, pero Armendáriz se mantiene fiel a su postura de focalizar toda la historia en Silvia, el personaje interpretado espléndidamente por Michelle Jenner cuya mirada transmite el profundo dolor de las víctimas de abusos sexuales y a la vez, la fortaleza para enfrentarse día a día con ese sufrimiento interior.

Montxo Armendáriz abre una ventana al debate sobre los abusos sexuales y otorga voz a las numerosas víctimas cuyas vidas han sido destrozadas. Lo hace con una película poética y serena, que sin embargo, transmite al espectador el sentimiento de angustia de la protagonista. Por mi parte, me hubiera gustado conocer el punto de vista del abusador, como ocurría en una de las historias de Happiness (Todd Solondz, 1998), pero aun así, No tengas miedo constituye una propuesta bastante interesante, comprometida y reflexiva dentro del panorama del cine español actual.


7/10

Daniel Muñoz Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario