Translate

jueves, 31 de mayo de 2012

Sombras tenebrosas (2012) de Tim Burton



No cabe duda de que Tim Burton ha sido uno de los directores importantes en el cine hollywoodiense de finales del siglo XX. Su poderoso estilo visual y la originalidad de sus narraciones lo convirtieron en un director idolatrado por medio mundo. Sin embargo, parece que desde aquella obra maestra titulada Big Fish (2003), el director californiano no da pie con bola. Su filmografía parece una montaña rusa donde coexisten grandes trabajos con enormes fiascos. En esta última categoría podemos encuadrar su más reciente film, Sombras tenebrosas (Dark Shadows), que demuestra una vez más el colapso creativo que sufre.

Adaptación de una serie televisiva norteamericana de los años 70, Sombras tenebrosas es la historia de Barnabas Collins (Johnny Depp), un vampiro aristócrata que despierta en 1972 tras casi dos siglos de forzado letargo. Sus lejanos descendientes, capitaneados por Elisabeth Collins (Michelle Pfeiffer) ayudarán al excéntrico vampiro a recuperar el otrora próspero negocio familiar y de paso vengarse de la malvada Angelique Bouchard (Eva Green), causante del confinamiento de Barnabas al sentirse profundamente despechada por el chupasangre. El conflicto está servido y resultará tremendamente aburrido, pues Burton demuestra un total desprecio por la narración coherente y parece que sólo quiere hacer lucir a su amigo Depp, que por otro lado, está bastante irregular, soso, desganado, en una palabra, intranscendente. El actor fetiche de Burton está muy lejos de sus mejores interpretaciones, de las que en sus últimos films destacaría únicamente su rol en Sweedy Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet (2007). Los demás miembros del elenco artístico (Pfeiffer, Green, Bonham Carter, Lee Miller, etc.) son meras comparsas sin ningún peso específico en una trama que no se dirige a ninguna parte. Y resulta una pena contar con tan buenos actores para desaprovecharlos de esa manera.

Sombras tenebrosas no es una comedia, aunque intente hacer reír con las situaciones disparatadas que vive el vampiro protagonista. Tampoco es una película de terror, a pesar de la sangre y el ambiente gótico que tanto le gusta a Burton. Del mismo modo, tampoco podemos considerarlo un drama pues no emociona en ningún momento. Sería una decente película infantil si Burton hubiera tenido la intención de entretener, pero ni siquiera eso sucede con este film. Quizás, lo único destacable es el aspecto técnico. La dirección artística es bastante meritoria, así como la fotografía y los efectos especiales, pero a una peli con tan elevado presupuesto y pretensiones artísticas, hay que pedirle mucho más que un deslumbrante trabajo de postproducción. La música, firmada por su colaborador habitual, Danny Elfman, no aporta mucho al mediocre conjunto. Finalmente, flaco favor le hace a la narración la excesiva duración del metraje, unas dos horas, que en la sala de cine parecen el doble. Otra licencia que se toma Burton y que condena al film sumergiéndolo en un abismo de aburrimiento.

En fin, espero que Burton recapacite y logre dirigir su carrera hacia otro rumbo, o por lo menos hacia algún rumbo, porque Sombras tenebrosas demuestra que su cine se encuentra perdido, sin dirección, fruto de una fórmula agotada.



3/10


Daniel Muñoz Ruiz

2 comentarios:

  1. completamente de acuerdo

    ResponderEliminar
  2. señorito nicolás1 de junio de 2012, 18:25

    y eso que ni siquiera la he visto, solo con el trailer me ha bastado para ver el gran montón de mierda que es

    ResponderEliminar