Translate

martes, 6 de noviembre de 2012

Holy Motors (2012) de Leos Carax




Pocas veces en la vida se encuentra uno ante una obra de arte cinematográfica que desafíe de manera tan extrema la capacidad de asimilación del espectador. Buñuel, Pasolini, Godard o Lynch lo hacen (o lo hacían) con sus trabajos para los que intentar darles una respuesta lógica constituía una utopía. Holy Motors pertenece a este selecto club de films transgresores, impactantes y desconcertantes. El director francés Leos Carax rinde tributo al cine con este film que a través del actor Denis Lavant navega por multitud de géneros: drama, comedia, thriller, misterio,  erótico, ciencia ficción y hasta musical. Monsieur Oscar (Lavant) es un ¿actor? cuyo trabajo consiste en acudir a determinadas “citas” en las cuales interpreta un papel a cual más disparatado: anciana que mendiga limosna, acróbata para la captura de movimiento, asesino a sueldo, padre de una adolescente, etc., así hasta once personajes diferentes que dan lugar a hilarantes, y algunas hasta desquiciadas, historias que permiten a Carax imprimir una mirada tan crítica como emotiva sobre el propio arte cinematográfico, el de antes y el de ahora. Recorriendo las calles de Paris en una limusina blanca conducida por su chófer Céline (Edith Scob), Oscar (irónicamente llamado como los famosos premios cinematográficos) va transformándose en cada uno de sus distintos roles en el intervalo desde la mañana a la noche en un trayecto no exento de contratiempos pues su trabajo/misión tiene que cumplir unos estrictos horarios. El relato que propone Carax hace del exceso y el surrealismo su bandera y ante eso lo mejor que puede hacer el espectador es disfrutar con las poderosas imágenes y las chocantes situaciones y no empeñarse en buscarle un sentido lógico.

Holy Motors es un film libre, hecho con desbordante pasión y abierto a múltiples interpretaciones. El torrente de imaginación que demuestra Carax con su trabajo no le exime de realizar profundas críticas a la sociedad actual en varios detalles que no voy a revelar aquí pues soy totalmente contrario a incluir spoilers evidentes. Los que vean la película los extrapolaran fácilmente. La multi-performance de Denis Lavant es probablemente el mejor trabajo de un actor en mucho tiempo y merece pasar a los anales de la historia de la interpretación. Las breves apariciones de rostros conocidos como Kylie Minogue, Eva Mendes (en, sin duda, la secuencia más provocadora del film) y Michel Piccoli, además del propio Carax que aparece al comienzo, aportan más entidad al proyecto que, mucho me temo, no alcanzará la repercusión que se merece dentro de la industria cinematográfica mundial.

Toda película debería tener vida más allá de su propio visionado, de la experiencia del primer contacto. Holy Motors logra trascender esa inmediatez y se instala en tu cabeza para quedarse allí indefinidamente. Cuando continúan existiendo voces agoreras que pronostican la inminente defunción del séptimo arte, Leos Carax nos recuerda la arrolladora fuerza que el cine tiene como arte y medio de expresión, demostrando que está más vivo que nunca en mano de creadores sin complejos, temerarios y honestos como él. En medio del marasmo creativo del cine actual, el director francés devuelve la fe a todos los que creen en la potencialidad del cine para transgredir y remover conciencias. Holy Motors es una obra de arte única, digna de un genio y a la que cualquier amante del cine debería reverenciar.



10/10



Daniel Muñoz Ruiz

2 comentarios:

  1. De hecho la morfología de la cabeza de Lavant cuando está sin pelucas ni maquillaje logra asemejar al tan afamado premio cinematográfico.

    Es sin duda una muy buena película, que puede carecer de lógica para algunos, pero dentro de su mundo narrativo todos los elementos adquieren la sintaxis requerida para comunicar una idea.

    Saludos!

    http://elojodebaltasar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Si Carax a veces ha acertado o se ha acercado al blanco, no es desde luego con 'Holy Motors'. ¡¡¡Vaya pedazo de caca pretenciosa!!! Un saludo

    ResponderEliminar